Por trabajo o compromisos sociales muchas veces nos vemos obligados a comer fuera de casa. Esto puede suponer un extra de calorías diarias en tu dieta, pero puedes minimizar ese exceso siguiendo una serie de consejos.

1. Siempre que puedas come en casa o llévate la comida al trabajo. Vuelve al tupper de toda la vida.

2. Si te es posible elegir, evita buffet libre, controlarás mejor el tamaño de las raciones.

3. Evita comer del picoteo previo: colines de pan, olivas, restarás calorías.

4. Si las raciones son muy grandes pídelas para compartir.

5. Si tomas ensaladas ten cuidado, ya que una ensalada puede ser muy calórica. Si es posible que te sirvan el aliño aparte y huye de mayonesas y salsas blancas.

6. De segundo elige la opción horno o plancha. No tomes rebozados ni fritos.

7. Evita las patatas fritas como guarnición, pide que no te las pongan así; evitas las tentaciones.

8. Para beber elige agua.

9. Cuida con el postre. Toma fruta natural si no existe la posibilidad toma un café o una infusión.

10. Si al final te has pasado, opta por una cena más ligera que incluya proteínas magras y vegetales.