La Astenia es un cuadro en el que se produce una reducción del nivel de energía en el organismo, produciendo un agotamiento y disminuyendo la motivación.

Esto puede desembocar en dificultades de atención y concentración, alteración del sueño y de la memoria, pérdida del apetito y deseo sexual, mareos y síntomas depresivos.

¿Cómo puedo combatirla?

La dieta equilibrada y saludable es la más recomendable. Proporcionaremos al cuerpo los nutrientes necesarios en forma de alimentos frescos y lo que no es recomendable es el consumo de alimentos procesados.

Tenemos que basar la alimentación en las frutas y verduras de temporada. Estas deben ser cocinadas o en crudo, por ejemplo en ensaladas, para aprovechar al máximo sus vitaminas y minerales. También necesitaremos carbohidratos, que nos aportan la energía necesaria a lo largo del día, y proteínas que ayuden al buen funcionamiento y síntesis hormonal. 

No podemos olvidarnos de los cereales integrales y las legumbres, que son alimentos ricos en Triptófano, Magnesio y vitaminas del grupo B, con propiedades antidepresivas y antifatiga.

Si queremos complementar nuestra alimentación, lo podemos hacer con Jalea real, ideal para darnos ese plus de energía.